Osteopatía sacro-craneal

Maniobra craneal

Maniobra craneal

Historia osteopatía sacro-craneal

Wiliam Garner Sutherland, discípulo directo de Still, da a la osteopatía un impulso extraordinario al descubrir la existencia de movimiento, desconocido hasta entonces, que tiene su origen en el cerebro y lo denomina movimiento respiratorio primario. Este tratamiento del cráneo comenzó en los años treinta, cuando realizaba sus estudios en la escuela de osteopatía en Kirksville (Missouri), quedo fascinado por la arquitectura osea del cráneo humano.

Sutherland se familiariza con los movimientos del cráneo experimentando sobre sí mismo. Después empezó a experimentar sobre otras personas, sintiendo muy pronto unos movimientos uniformes y rítmicos en el cráneo de humanos de diferentes edades. Primero descubrió que la movilidad sacra estaba sincronizada con la movilidad craneal por la continuidad de la duramadre del occipucio al sacro y que las pocas ataduras óseas que se relacionan con ella no obstaculizan la movilidad.

También demostró que la cabeza, en vez de ser una caja sólida se mueve a través de las suturas entre los huesos, y que estos movimientos aunque pequeños se suceden a un ritmo regular de 4 a 6 ciclos por minuto por la fluctuación en la presión del líquido cefalorraquídeo que rodea al cerebro y la médula.

La terapia sacro-craneal

El sistema Sacro-craneal es un sitema que está contenido dentro de una gruesa membrana impermeable ( la Duramadre) que envuelve al cerebro y a la médula espinal. La principal función de este sistema es la producción, circulación y reabsorción del líquido cerebroespinal.

Esta técnica es una de las más suaves que existen porque las maniobras en su mayoría son realizadas con muy poca presión, casi imperceptible para adecuarse a ese ritmo.

El objetivo del osteópata es evaluar y tratar este sistema de la forma menos intrusiva posible, y usando la menor fuerza posible en la palpación y tratamiento, ayudar a corregir la falta de movimiento en las suturas del craneo.

Cuando existe movimiento desequilibrado, especialmente si está relacionado con la cabeza y el sacro, las funciones normales del cuerpo pueden estar en conflicto. El osteópata ayuda al cuerpo a restablecer un movimiento equilibrado. Utilizando una presión tan suave que, para el cliente o usuario, la técnica es placentera y relajante, y en muchas ocasiones , durante la misma, se suele dormir o entra en un estado de desconexión.

Se han comprobado muy buenos resultados en el caso de jaquecas, migrañas, sinusitis, neuralgias, depresiones, pitidos de oidos, tics nerviosos e insomnio, etc… que pueden provenir tanto del nacimiento, de un accidente o de un golpe en la cabeza o en el sacro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s